Muffins de salvado de trigo y copos de avena

Ingredientes

1/2 cup (40 g) de salvado de trigo natural
2 y 1/2 tablespoons (40 ml) de agua o zumo natural de naranja
1/3 cup (35 g) de copos de avena (gruesos o finos)
1/2 cup (120 ml) de yogur natural
1/4 cup (60 ml) de leche
3 tablespoons (45 ml) de aceite de girasol
1 tablespoon (15 ml) de melaza o miel de caña
1 huevo M (50 g)
6 tablespoons (75 g) de azúcar moreno claro o panela
30 g de pasas sultanas
1 cup (130 g) de harina de trigo común
1/2 teaspoon de canela molida
1/2 teaspoon de bicarbonato sódico
1/2 teaspoon de levadura química
1/8 teaspoon de sal

Preparación

Precalentamos el horno a 190º C, con calor arriba y abajo, y colocamos una rejilla en el centro del horno. Preparamos la bandeja para muffins con moldes de papel. Reservamos.

En un bol ponemos el salvado de trigo, añadimos el agua (o zumo) y removemos hasta que el salvado quede humedecido. Añadimos los copos de avena, el yogur, la leche, el aceite, la melaza, el huevo y el azúcar, y mezclamos hasta que quede todo bien unido. Añadimos las pasas, mezclamos y dejamos reposar la mezcla 10-15 minutos para que el salvado se hidrate.

Mientras, en otro bol, tamizamos la harina, la canela, el bicarbonato, la levadura y la sal.

Pasado el tiempo, añadimos la mezcla de ingredientes húmedos al bol de ingredientes secos y mezclamos solo hasta que los ingredientes se hayan combinado y quede una masa espesa y con grumos. No debemos mezclar en exceso.

Rellenamos los moldes con la ayuda de una cuchara de helado o dos cucharas. Si queremos, podemos espolvorear unos copos de avena por encima. Llevamos al horno durante 20-22 minutos, o hasta que al insertar un palillo en el centro del muffin, éste salga limpio. Sacamos la bandeja del horno y dejamos reposar 5 minutos antes de desmoldar los muffins. Pasado el tiempo los dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.


Notas

Con estas cantidades tendremos unos 6 muffins como los de las fotos. Podemos hacerlos más pequeños poniendo menos masa en las cápsulas.

Podemos añadirle algún fruto seco como nueces o avellanas.

Como la mayoría de los muffins, una vez fríos los podemos congelar, bien envueltos en papel film. Para descongelarlos, los dejaremos unas 2 horas a temperatura ambiente o utilizaremos el microondas.

Molde utilizado: bandeja para muffins

Fuente: DeNIKAtessen

No hay comentarios :

Publicar un comentario