Puré de calabaza casero

Ingredientes

500 g de calabaza butternut
240 ml (1 cup) de agua

Preparación

Precalentamos el horno a 200º C.

Cortamos la calabaza por la mitad con un cuchillo bien afilado (la piel es bastante dura). Retiramos las semillas y las fibras del interior.

Colocamos cada mitad de calabaza en una fuente apta para el horno con la piel hacia arriba (la pulpa en contacto con la superficie del molde), o directamente sobre la bandeja del horno.

Añadimos el agua y horneamos durante 40-45 minutos hasta que al pinchar la pulpa esté tierna. Retiramos del horno y dejamos enfriar por completo.

Una vez fría, vaciamos cada mitad de calabaza, con una cuchara por ejemplo, y colocamos toda la pulpa en un cuenco amplio o en el vaso de la batidora si nos cabe. Trituramos con la batidora de brazo hasta obtener un puré bien fino. También podemos usar un procesador de alimentos o un pasapuré. Pasamos el puré de calabaza a un colador fino con filtros de café en el fondo y dejamos drenar durante un par de horas sobre un recipiente para recoger el agua que irá soltando. Este paso es fundamental, el agua que desprenderá será bastante y en caso de no eliminarla podría arruinar nuestra futura receta.

Ya lo tenemos listo para utilizar.

Notas

Con estas cantidades podemos obtener 1 cup (245 g) de puré de calabaza.

Lo podemos conservar bien cerrado en un recipiente hermético durante 1 semana en la nevera o hasta 3 meses en el congelador.

Si vamos a congelar nuestro puré de calabaza (también se aplica con el puré comprado ya preparado), lo ideal es hacerlo en porciones de 1 cup o 1/2 cup para poder ir consumiéndolo según lo vayamos necesitando sin tener que descongelarlo todo de una vez. Podemos utilizar recipientes con cierre hermético, procurando dejar la menor cantidad de aire posible, o bolsitas con cierre tipo zip. Para descongelarlo, es suficiente con pasarlo al frigorífico la noche anterior, pero se ha de utilizar a temperatura ambiente.

El puré de calabaza es ideal para utilizarlo como sustitutivo del huevo en recetas de muffins y galletas.

Las semillas podemos utilizarlas tostadas en otras recetas.

Recetas que utilizan puré de calabaza

Muffins de calabaza y manzana

Fuente: Pemberley Cup & Cakes

No hay comentarios :

Publicar un comentario