Lubina con refrito de kétchup y salsa de soja

Ingredientes

1 lubina limpia de 1 Kg. aproximadamente
100 g de aceite de oliva
Sal
2 dientes de ajo fileteados
2 cucharadas de salsa de soja clara
1 cucharada de kétchup
1-2 cayena seca
1 cucharada de perejil picado

Preparación

Limpiamos la lubina de escamas, tripas y agallas, y la abrimos en forma de libro. Esto podemos pedírselo al pescadero. Untamos toda la superficie de la lubina con un poco de aceite de oliva y sazonamos ligeramente.

Cocinamos el pescado en una sartén antiadherente grande, primero con la piel hacia arriba, unos 4-5 minutos o hasta que tenga un color tostado apetecible. Le damos la vuelta y lo cocinamos por el lado de la piel, otros 4-5 minutos o hasta que también la piel se haya tostado y el pescado esté hecho. Lo sabremos porque la espina central comenzará a soltarse.

Cuando al pescado le queden unos minutos en la plancha, calentamos aceite en una sartén a fuego medio y doramos en él los ajos y la cayena hasta que comiencen a bailar. No deben quemarse o dorarse en exceso porque amargarían el refrito.

Ahora procedemos fuera del fuego. Veremos el refrito de ajo y cayena sobre el pescado, justo por encima de la espina central. Recuperamos el refrito volcándolo de nuevo sobre la sartén. Repetimos esta operación una vez más.

Con el refrito de nuevo en la sartén, y fuera del fuego, añadimos el kétchup y la salsa de soja, mezclándolo bien, y lo calentamos un poco antes de volver a verterlo sobre el pescado. Lo vertemos y recuperamos de nuevo. Retiramos la espina central del pescado y vertemos una última vez el refrito sobre el pescado.

Espolvoreamos con el perejil picado y servimos inmediatamente.

Notas

Podemos sustituir la lubina por un pescado azul o semigraso similar como la dorada, el verdel, etc.

Si utilizas una lubina de tamaño más pequeño reduce la cantidad del resto de ingredientes a la mitad.

La salsa de soja clara que utilizo es la Kikkoman All-Purpose.

Fuente: El restaurante del fin del mundo

No hay comentarios :

Publicar un comentario