Tarta helada con praline

Ingredientes

Laterales y base
Brazo de gitano con mermelada
300 g de galletas tipo digestive
150 g de mantequilla

Praline
200 g de azúcar
100 g de almendras crudas peladas

Relleno
6 claras de huevo L
Zumo de limón
500 g de nata para montar (35% M.G.)
180 g de leche condensada

Preparación

Preparamos un brazo de gitano. Lo rellenamos de la mermelada que más nos guste. Reservamos.

Pulverizamos las galletas con una picadora y mezclamos con la mantequilla derretida, hasta formar una pasta. La colocamos en el fondo del molde forrado con papel de hornear, presionando un poco y dejándola lo mas nivelada posible. Reservamos.

Pasamos a preparar el praline. Tostamos las almendras en el horno a 175º C, unos 8-10 minutos. Dejamos enfriar y reservamos. En una sartén ponemos el azúcar y lo humedecemos ligeramente con unas gotas de agua. Calentamos y vamos girando la sartén para que vaya haciéndose por igual. Es mejor no introducir cucharas para no interferir en la temperatura y se cristalice. Cuidamos de que no se queme y cuando esté algo dorado añadimos las almendras. Removemos un poco más para cubrir las almendras todo lo posible y volcamos sobre papel de hornear, que tendremos preparado sobre la mesa de trabajo, o directamente sobre ésta si es de mármol. Dejamos enfriar. Una vez frío lo trituramos, dejándolo grueso. Podemos meterlo en una bolsa y golpearlo con un rodillo. Reservamos.

Seguimos con la preparación del relleno. En un bol, con la batidora de varillas, montamos las claras a punto de nieve con un poco de zumo de limón hasta que estén bien firmes. Reservamos.

En otro bol montamos la nata. Se recomienda tener el bol, la nata y las varillas de la batidora bien frías para que se monte mejor. Reservamos.

Por último realizamos el montaje de la tarta. Lo haremos lo más rápido posible.

En el centro de la nata montada hacemos un hueco y añadimos la leche condensada y las claras montadas a punto de nieve. Mezclamos de forma envolvente para evitar que se baje, de abajo a arriba, hasta obtener una mezcla homogénea.

En el molde, encima de la capa de galletas, cubrimos los laterales con "rebanadas" del brazo de gitano, que queden bien apretados. Añadimos la mitad de la mezcla de nata, leche condensada y claras. Añadimos una capa de praline y por encima el resto de la mezcla. Terminamos cubriendo toda la superficie con el resto del praline.

Llevamos la tarta al congelador, como mínimo de un día para otro. Sacar unos minutos antes de servir.

Molde utilizado: redondo de 26 cm de diámetro.

Fuente: i-recetas

No hay comentarios :

Publicar un comentario