Tarta fresca de yogur y fresas

Ingredientes

Para la base
250 g de galletas tipo digestive
125 g de mantequilla

Para el relleno y decoración
1 kg de fresas
9 hojas (18 g) de gelatina
500 g de nata para montar (35% M.G.)
8 (1 kg) yogures naturales
200 g de leche condensada
1 sobre de gelatina de fresa
Un poco de leche

Preparación

Preparamos un molde forrándolo con papel de horno.

Trituramos las galletas con la picadora. Reservamos. Derretimos la mantequilla y la mezclamos con las galletas hasta obtener una pasta. La ponemos en el molde y la aplastamos con las manos o con una cuchara hasta dejarla lo más igualada posible.

Cortamos fresas por la mitad y las colocamos en los laterales del molde y por toda la base hasta cubrirlo por completo. Reservamos.

Hidratamos la gelatina en trozos en agua fría. Reservamos.

En un bol montamos la nata con la batidora de varillas. Se recomienda que el bol, la nata y las varillas estén bien frías para que se monte mejor. Reservamos.

En otro bol batimos el yogur con la leche condensada. Deshacemos la gelatina en un poco de leche templada y lo añadimos a la mezcla anterior. Añadimos la nata con movimientos envolventes para que no se baje. Una vez bien integrado lo volcamos en el molde.

Llevamos a la nevera un mínimo de cuatro horas, aunque mejor de un día para otro. Cuando esté bien cuajada, podemos decorarla con las fresas restantes y la gelatina. Para ello, podemos hacer láminas con las fresas y colocarlas formando el dibujo que quedamos encima de la tarta. Preparamos la gelatina de fresa siguiendo las instrucciones del envase y la añadimos por toda la superficie de la tarta, sobre las fresas. Dejamos enfriar bien para que cuaje y desmoldamos.

Molde utilizado: redondo de 26 cm de diámetro.

Fuente: Kanela y Limón

No hay comentarios :

Publicar un comentario