Masa para pizza

Ingredientes

25 g de levadura fresca
250 ml de agua tibia
500 g de harina de fuerza
1 cucharada de sal
1 cucharada de aceite de oliva

Preparación

Primero crearemos un ambiente húmedo y cálido para dejar reposar la masa para el levado. Para ello, ponemos a calentar un cazo con agua y cuando esté a punto de hervir, lo introducimos en el horno, apagado y vacío, y lo dejamos cerrado. Pasamos a preparar la masa.

Diluimos la levadura en el agua tibia.

En un bol ponemos la harina, la sal y el aceite. Añadimos poco a poco el agua con la levadura.

Amasamos con las manos, primero en el bol y luego lo podemos pasar a la mesa de trabajo para que nos sea más cómodo. Si nos queda un poco pegajosa, añadimos un poco más de harina. Si nos queda muy seca, podemos ir añadiendo pequeñas cantidades de agua tibia. Debe quedarnos una masa lo más lisa posible y no muy pegajosa. La pasamos a un bol engrasado con aceite y la dejamos reposar una hora aproximadamente con un paño seco por encima sobre una rejilla dentro del horno.

Cuando la masa haya crecido, la sacamos del horno, enharinamos ligeramente la mesa de trabajo y vamos estirando la masa con las manos, poco a poco, dándole la forma de la bandeja del horno. En la bandeja podemos poner un poco de pan rallado o sémola de trigo, aunque no es necesario.

Precalentamos el horno a 230º C, con calor arriba y abajo.

Con la masa ya en la bandeja ponemos los ingredientes a nuestro gusto e introducimos en el horno a una altura por debajo del centro. Dejamos hasta que se empiecen a dorar los bordes o el queso.


Fuente: Adrián

2 comentarios :

  1. Oye qué detalle que me nombras en la fuente jejeje Muchas gracias y seguiré tu blog eh!! me gusta mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bieeeen! El primer comentario :D Siempre intento citar la fuente, y esa receta es tuya, así que... Muchas gracias ^_^
      Espero que pruebes alguna receta, ¡y que te guste! ¡Saludos! :D

      Eliminar